A partir de enero de este año, la inflación en México se ha disparado a niveles que no se veían desde el 2009. En septiembre de este año, la inflación era de 6.3.