El comercio al por menor, que representa la compra-venta de bienes de consumo final destinado a personas y hogares, es uno de los pilares más robustos de la economía de la Capital, sin embargo, para este primer trimestre presenta una tasa negativa de 4.5% anual, provocada por la baja de casi 48 puntos que tuvo el indicador durante los meses de enero y febrero, pero a partir de marzo, retoma nuevamente la tendencia positiva.

Por otro lado, el índice de comercio al por mayor en la Capital, creció a una tasa de 5.8% anual, pero éste se encuentra por debajo del índice del país. Este índice mide la compra-venta de bienes de consumo intermedio para ser vendidos a otros comerciantes, distribuidores, fabricantes y productores de bienes y servicios.

Las ventas en tiendas totales de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, presentó durante el primer trimestre tasas de crecimiento menores a las que se registraron en el mismo periodo en el 2016, tanto en el país, como en el Área Metropolitana de la Ciudad de México. Sin embargo, en el mes de marzo de este año, en el área metropolitana de la CDMX, este indicador creció 9.2%, una tasa mayor que la del país.