En el primer trimestre de 2017, 450 mil 543 ocupados en la Ciudad de México tuvieron ingresos de hasta un salario mínimo, 9.3% menos que en el mismo periodo de 2016, según los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que levanta el INEGI. Por otro lado, el salario diario de cotización al IMSS en la Ciudad tuvo un promedio de 420.13 pesos durante el periodo de enero a abril, por encima del nacional que fue de 330.6 pesos. 

El Índice trimestral de la tendencia laboral de la pobreza-intervalo de salarios (ITLP-IS) que calcula el CONEVAL, mide la capacidad de los trabajadores para adquirir la canasta alimentaria básica con su ingreso laboral. Este índice se ubicó en 1.1832 al primer trimestre de 2017, cuyo valor respecto al mismo periodo del año anterior disminuyó 10.4%, lo cual indica que para este periodo el ingreso por salario le permitió a más personas adquirir la canasta alimentaria. 

En cuanto a los ingresos por remesas familiares, estos registraron 307 millones de dólares en la Ciudad de México durante el primer trimestre de 2017, con una variación negativa de 2.2% respecto al mismo trimestre del año anterior.